Archive for the ‘Postres’ Category

Pastel crudo de chocolate y plátano

21/08/2011

Cierras los ojos.

Primero te explota la frambuesa. Es tan intenso que inunda todo. Eleva, eleva…

Luego aparece el plátano y es tan suave, tan dulce, tan relajante. Deseas quedarte de por vida…

Y por último te llega la avellana con sus trocitos que te van haciendo volver…..

Abres los ojos y te das cuenta de que no estás en postura fácil…..

Dedico este pastel al Charly, al Rafa y a la Cris. Soles donde los haya. Por todas aquellas risas con mi fijación de juntar el chocolate con el plátano. Nenes… éste no cunde tanto!

Base

avellanas

pasas

cacao

Relleno

plátano

miel

cacao

dátiles

vainilla

sal

Mermelada cruda de frambuesa

frambuesas

miel

Nota: congelar para que todo se quede más compacto.

Receta sacada de Heather.

Anuncios

Macedonia fresas, uvas y konkuats

01/05/2011

Madre mía….

Que suerte que tienen algunas…..

Menuda ilusión me ha hecho que mi gran amigo Rafa se acordara de este blog y que me mandara una de sus recetas.

La receta es facilísima pero tiene su toque indiscutible. Él, que es un gran experto en mieles, recomienda untar las fresas con miel de limón o si no tienes con miel de azahar.

Ideal para el desayuno.

Trufas crudas

20/02/2011

Fácil a más no poder. Además tiene infinitas combinaciones.  La base es un fruto seco remojado (nueces, avellanas, almendras…) y un ingrediente dulce (pasas, dátiles, orejones, sirope de ágave…).  A partir de ahí puedes añadir todo lo que te apetezca: canela, cacao, vainilla, algarroba, nuez moscada, coco, zanahoria rallada, ralladura de naranja….

Media taza de avellanas

Media taza de dátiles

Cacao en polvo

Vainilla líquida

Miel

Leche vegetal

Pones a remojo las avellanas y los dátiles durante toda la noche. Al día siguiente le quitas la piel a las avellanas y a los dátiles la piel y el hueso (revisas que los dátiles vengan sin familia). Luego tienes que moler todo fino y añadir el cacao y la vainilla. No pongo medidas  de esto último porque voy echando según voy probando. Si se me queda muy muy pastoso le añado algo de leche y si noto que falta dulce le echo miel. Haces bolitas con tus maravillosas manos y las metes un rato en la nevera para que se relajen.