Posts Tagged ‘arroz’

Brocoli soleado y arroz rojo crudivegano

12/08/2011

Esta es la primera vez que simulo la deshidratación. Al mediodia subí el brocoli a la terraza a tomar el sol. Cuando volví para recogerlo por la noche se notaba que estaba crujiente. Es extraño porque no está ni crudo ni cocido pero está delicioso.

Esta es una receta parecida a una de Carmela.

Para el arroz rojo

Chirivía

la carne de un pimiento choricero seco remojado en agua

Cebolla

Pimienta

Cebolla

Limón

Hierbabuena

 

Para el brocoli soleado

Brocoli

Aceite

Limón

 

Para la pasta de aguacate

Aguacate

guindilla roja

cebolla

piñones

ajo

aceite

limón

pimienta

 

Falso sushi crudivegano

07/05/2011

Esta receta tiene historia.

Todo comenzó con las fotos tan chulas que encontraba del sushi crudivegano. Solo tenía un inconveniente y es que recordaba que  las algas me saben mucho a pescado. Pero en diciembre estuve en Viva la vida y allí comí mucho sushi vegetariano y no sé porque no me sabía a mar. Entonces pensé que podría intentarlo con las recetas crudas de sushi. Así que toda feliz de la vida me fui y me compré las láminas de sushi. Hice la receta y con las mismas acabó en la basura. Eso sí, la receta era fotogénica a más no poder. Pero la idea me seguía rondando la cabeza y después de varios intentos creo que empiezo a encontrar el camino.

Arroz crudo

de Carmella

chirivía

coliflor

tahina

limón

jengibre en polvo

aceite

Se mete todo en la picadora hasta conseguir una textura que se asemeja al arroz.

Salsa de tomates secos

tomates secos

aceite

piñones

albahaca

limón

Salsa de espinacas

de Carmella

espinacas

almendra molida

limón

aceite

aguacate

cilantro

El montaje es lo más divertido. Extiendes la lámina de calabacín. Con una brocha la pringas por dentro con aceite. Pones un poco del arroz y la salsa de tomate y rellenas con lo que te apetezca, en este caso tiras de pimiento rojo, cebolla y aguacate. Lo enrollas  y le echas la salsa de espinacas por encima.

Esta receta tiene muchísimo juego porque la puedes rellenar con todo lo que se te ocurra. Y ahí es cuando tu imaginación empieza a surgir y empieza a ser de lo más entretenido.